A propósito del 21 de marzo, Día Mundial del Síndrome de Down.

Hoy mientras caminaba pensaba en mi diferencia, que llamada discapacidad se transforma en una carga, pensaba en aquellos que tenian la ventaja, como yo, de pasar desapercibidos e incialmente no ser atacados ni discriminados tan vorazmente como a aquellos que si puede notarseles, aquellos que no podrían ocultar su diferencia, pues es evidente a la vista. Y aquí están estos pequeños diferentes a nosotros, pero parecidos entre ellos, pero no hablo de rasgos, ni de caras, ni de manos, hablo de un cromosoma, ese que les dio Dios, ese que ama sin pedir nada, ese cromosoma que te hace sonreir, que te hace abrazar, que te hace sentir y dar como niño, que deja a la inocencia invicta y a la verdad reinando para siempre y haciendo de la dulzura su mejor lenguaje, yo no creo que ustedes tengan algo de más, mas bien, nosotros tenemos algo de menos. (21 de marzo Día Mundial del Síndrome de Down)

Anuncios

Publicado el 21/03/2012 en Poemas de un Caracol. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: