El comienzo.

Desde que apareciste en este viaje
de bruma y niebla fría
te convertiste en nueva mañana de sol
aunque te llamé “luna”
apareciste aquí en mi jardín desvelado
en mi noche estéril de sonrisas
en mi oscuridad sin rosas ni corazones.
Apareciste y mis rincones se alegraron
las telarañas fueron saliendo
y ocupaste el espacio olvidado
el espacio del amor apagado
polvoroso y arrugado rincón
envejecido del dolor y pasos amargos
decoraste con tus rayos de luna
y sonrisa de estrella
apareciste y llegaste
te sentaste y me dijiste “te amo,
¿dónde habías estado?”
yo impresionado de la luna
solo contesté “en el lugar equivocado
pero al fin te he encontrado”
y hoy me confieso tu enamorado
luna de noche, mi luna…te amo

Anuncios

Publicado el 12/04/2012 en Poemas de un Caracol. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: