¿Sabes por qué eres distinto?

Cuando hablaba el otro día de mi forma de vivir y enfrentar los momentos de la vida real, entendí que estaba abriendo una puerta que no iba a volver a poder cerras, abría mi corazón para ser escudriñado por otros, a ser juzgado por mis errores y aciertos, a quedar expuesto a la pena, a la lástima (cosas que detesto sientan por mi) o a un extraño sentimiento que se expresa en loas y alabanzas hacia mi persona (cosa que de por cierto es tan incómodo como los anteriores).

Una mamá se acercó y me dijo, ¿será bueno que me hijo sepa que es Asperger?, yo lo medité en esa fracción de segundo en que todos piensan que eres rápido, pero en realidad quedé mudo, como podría yo dar un consejo así, de partida porque no conozco a su hijo, segundo porque no creo tener la suficiente experiencia para llegar a decirle  “si dígaselo” o “no ocúlteselo”,  evidentemente no es la primera vez que me lo preguntaban, y siempre en mi interior pensaba del por qué había que decirle a alguien que sabe que es diferente que lo es. Creo que el Asperger es una condición de la que uno está consciente y sabe que algo pasa, y con esto quiero ser muy claro, uno sabe que las cosas no las ves como todos, que no las sientes como todos, no las vives como todos. Ahora bien, muchas veces puedes deprimirte, angustiarte por no entender las razones de ser así o simplemente por no encajar, otras por no entender como el resto y muchas por entender más que el resto.

Creo que llegará el momento en que las pistas serán tan obvias que él o ella misma lo sentirá y lo sabrá, sabes puedes decírselo mil veces, pero mientras él no lo diga no habrá ningún avance; es necesario que él o ella pueda decirlo convencido y tranquilo “yo Tengo Asperger” o “yo Soy Asperger” y te lo dirá de seguro tan convencido y tan tranquilo que muchas veces podría convencerte, creo que simplemente ese día que él o ella lo verbalice, bajara su angustia, su ansiedad y comenzará a dar pasos hacia su auto-comprensión y dejará muchas conductas autodestructivas y empezará a madurar.

Sus tiempos no son tus tiempos, si algún consejo te puedo dar, lo mejor que puedes hacer es abrazarle y darle un gran beso (sé que funciona) y decirle lo valiente que es al decirlo.

De mi Asperger yo siempre tuve conciencia, la etiqueta sólo me ayudo a tener una respuesta lógica a mi forma de ser un tanto distinta.

Se que aquí no dije que se lo dijeras o no se lo dijeras, solo te digo que cuando él diga será el momento de comenzar.

Anuncios

Publicado el 17/04/2012 en Poemas de un Caracol y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Señor Caracol, nos gustaría ponernos en contacto con usted, envíenos un correo a lasallemanresa3reso@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: