INVALIDO, MINUSVALIDO, DISCAPACITADO, Elija su etiqueta

Aún recuerdo cuando era pequeño y debía entrar en contacto con personas que tenían una característica especial o distinta o como decía la gente un INVALIDO o un ENFERMITO, crecí en los tiempos en que a un niño con Síndrome de DOWN le decíamos “Mongólico” o se usaba ese término para decirle a una persona que era tonta, pero el más usado era INVALIDO.

Yo desde pequeño tuve mi relación propia con un “INVALIDO”, mi abuelo, un personaje único, yo recuerdo cuando lo visitaba, llegaba a la casa de los abuelos,  pero mi mente solo tenía un objetivo, ir al patio del fondo su taller,  un hombre grueso, de pelo  y bigote cano, lentes gruesos de marco negro. Al irme acercando a su taller se empezaba a oír una pequeña radio y el aroma característico de ese lugar, ahí estaba el con un cuchillo acariciando un trozo de cáñamo, en su mesa papeles, dibujos, pegamento, plumones  y tijeras. El con sus manos separaba ese cáñamo en trozos para poder armar sus volantines (cometas), trabajaba todo el año haciéndolos  para venderlos en septiembre, para la gente él era el caballero de los volantines, para mi era mi abuelo.

Hablo de él, porque al lado de su silla, apoyada siempre había una compañera de madera, una muleta,  aparato que creo nunca toqué, era como un elemento extraño para mí, entendía que para él era la ayuda que reemplazaba  la pierna que no tenía. Mi abuelo caería en la definición de INVALIDO,  aunque no lo entendiera mi abuelo ante los ojos de la sociedad no tenía valor.

Después se cambió el concepto a MINUSVALIDO, creo que enorgullecía a quienes lo crearon , pues ya no era que no tenías valor, solo eras de menor valor,  ¿quién me puede decir que menor valor tenía mi abuelo?, el tenia una genialidad en sus manos, hacia volantines únicos y hermosos, hechos a mano, detalle a detalle, ninguno era igual a otro. Mi abuelo no tenía menos valor que otras personas, cuando usas las palabras “mas” o “menos”, debes tener un patrón de comparación incuestionable, el se fue de este mundo como un MINUSVALIDO.

Ahora se acuñan palabras como DISCAPACITADO, aún no entiendo ese afán de ciertos cerebros de etiquetar con alguna palabra a las personas que por diversas razones no caen según ellos en el término de “NORMAL”, como si alguien fuera normal, algunos no caminan, otros no oyen, otros no expresan, algunos no pueden entender las cosas como todos, algunos percibimos, pensamos y expresamos distinto a otros. SI, bueno tuve que cambiar la forma de conjugar el verbo, pues técnicamente ante el mundo una persona con Síndrome de Asperger cae dentro de esta categoría de los ETIQUETABLES por su DIFERENCIA, aunque ante los ojos de los demás siempre fui alguien normal, no, en realidad era raro como todos a veces, pero al no tener la etiqueta, era normal.

Pensé bastante en una palabra, pero no puedo encontrar una que pueda definir a una persona, cómo defines a un joven con Síndrome de Down, yo recuerdo a algunos que conozco y pienso en palabras como sonrisa, alegría, cariño, abrazo, sensible y otras más, si pienso en un niño autista puedo decir abrazo perfecto, genialidad, silencio y si hablamos de alguien en silla de ruedas, que podemos  decir, que solo no puede caminar, pero  ¿deja de ser normal por eso?,  personalmente creo que ese deseo de etiquetar a los seres humanos, solo muestra que existen siempre grupos de personas que buscan crear diferencias (aunque hablen de igualdad), es algo parecido a lo que se ve en países como la India en que se sustenta y mantiene el sistema de castas, en que unos son superiores solo por su linaje y no por sus méritos o cualidades.

Si es que hoy necesitamos hablar de INTEGRACION es porque DISCRIMINAMOS, si tenemos que hablar de INCLUSION es porque EXCLUIMOS.

Las etiquetas sirven para clasificar y separar, yo no etiqueto…no me etiquetes.

Leo Farfán

Publicado el 16/03/2013 en Poemas de un Caracol. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Tienes toda la razon,siempre me pregunto donde empieza lo normal y donde acaba lo diferente o al reves,lo que si se por desgra
    cia,es que en esta sociedad nuestra,tan cruel con lo diferente,es mejor pasar desapercivido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: