Reflexionando sobre Suicidio y Asperger, Autismo…

2039232_empresario-rompecabezas-fondo-mujer-mano-hombre

Hace un tiempo he estado pensando la forma de afrontar este tema, sin lugar a dudas ver el caso de un autista que toma la determinación de hacerlo me lleva a comenzar esta reflexión.

Primeramente aclaro que no pretendo hacer un análisis psicológico de la mente suicida, de eso hay textos y textos que pueden buscar y revisar, sin lugar a dudas tenemos testimonios de personas que lo han realizado sin llegar a término por diferentes circunstancias, pero si lo hicieron. En este texto tal vez sólo deseo dar mi opinión, mi realidad, mi versión (iba a colocar “humilde versión, pero Patricio me retaría), creo que es mas bien una versión empoderada en mi realidad, en mis experiencias, en que creo poder llegar a articular estas ideas y transmitirlas, no pretendo este texto se convierta en un gran documento de culto autista (algunos buscan ese tipo de acciones al escribir).

Por lo general el suicidio es un proceso que se va armando en la mente de una mente deprimida, una mente que siente que la vida a perdido sentido, en que nada vale suficientemente la pena como para mantener la vida. Pero ¿que pasa en una mente que es diversa funcionalmente?, ¿qué piensa un Asperger o un Autista respecto a la muerte, a su muerte?.

No podría hablar por lo que pasa a todos los Aspergers o a todos los Autistas, pero si puedo señalar que hay elementos que son importantes considerar, como señalé anteriormente el suicidio viene a ser un proceso que va evolucionando en el tiempo en la medida que las experiencias se vuelven contrarias, pero el tema cuando eres autista es que las circunstancias son totales, no hay procesos evolutivos, estas bien o estas mal, en este mundo intenso en que vivimos las circunstancias de la vida se asumen como un elemento absoluto, por eso vienen las descompensaciones o las llamadas crisis, en que una sola palabra puede hacerte caer totalmente y otra palabra igual de simple puede rescatarte del abismo, entonces pensarás que un autista está alejado del suicidio, pues si cae tan rápido como sale del proceso depresivo no llega a hacer crisis existencial para llegar a matarse, pero al contrario cuando llega esa crisis, creo que la opción de la muerte siempre está, creo que quiero ser claro y evitar enredarme o enredarte entre tantas palabras.

Voy a hablar en mi caso, en mi persona, yo suelo experimentar el día a día intensamente, una palabra, una crítica, un problema, una pena, puede llegar a angustiarme y hacerme sentir una profunda depresión en sólo un instante, debo desarrollar un proceso lógico de análisis de las circunstancias para poder llegar a darme cuenta que la circunstancia, que la pena, que la crítica, que el problema no es estar a la orilla del abismo, pero ese en un proceso al que llego por mi mismo y porque lo he trabajado, pero no significa que la idea de la muerte muchas veces no esté presente, ¡horror, dirán muchos, este tipo es un suicida!, pero no, es simplemente pensar, idear el concepto de que tal vez morir es una salida, en las noches cuando estoy triste por ejemplo, pienso en como sería la vida de quienes me rodean sin mi, imagino quienes me extrañarían, quienes llorarían, y muchas noches duermo con el deseo de no despertar. pero evidentemente esto es causa de la pena que me aflige en ese momento y no es provocado por todas las penas, pero cuando me era difícil controlar y llegar a una solución a través del desarrollo de mi pensamiento, evidentemente el deseo de morir (ojo que no hablo del deseo de matarme) era aún mas intenso y fuerte, hablo de mis tiempos de niño, de adolescente, de joven en que realmente creo que debo confesar, lo pensé muchas veces y en el silencio de mi habitación maquiné la forma de hacerlos y con mucha pena debo confesar que al menos dos o tres veces intenté hacerlo.

Una de las razones por la que decidí volver junto a mis padres fue que la soledad después de mi separación y entrega de mi hijo a su madre hizo que este deseo creciera aún mas. te preguntas del ¿por qué de estas palabras? porque deseo comprendas que este proceso de muerte está presente, siempre lo está, en lo personal creo que la angustia cuando puede controlarse por uno o por quienes te aman podrás sacar ideas autoderstructivas, pero cuando en forma constante tus ambientes te denostan (para todo tipo de personas no sólo autistas)  puedes llegar a hacerte daño, pero este proceso en el autismo tiene una condición adicional, que es la comprensión y expresión de las emociones, todo este proceso emocional de dolor, de rechazo o de pena que se vive demora un poco en ser procesado y también muchas veces no es expresado, por ende pueden no haber señales visibles para todos, pero el circulo cercano que le conoce entenderá que algo pasa, recuerdo que muchas veces se ha asociado a ciertos ataques en escuelas a Aspergers, personalmente creo que cuando se educa en el odio se expresa en odio, soy de la visión que un autista antes de dañar a otros se dañaría así mismo, pero no creo que sea algo a lo que pueda llegar, debemos recordar que algunos adicionalmente están bajo medicamentos que deben evaluarse si tienen un efecto positivo en la persona.

En resumen, cuando un ser humano ha determinado acabar con su vida, hay una responsabilidad de quienes le rodeamos, sea cual sea su condición, una persona dentro del espectro autista no está lejos de sentir ese deseo,  esa sensibilidad que tantas veces sacamos a luz es muchas veces una ayuda, pero mal dirigida, ignorada o reprimida llevará sin lugar a dudas que esta situación pueda presentarse.

Es necesario hablar este tema, conversarlo y compartirlo, anticiparnos en este tema y dejar claro que  siempre seremos una salida, una ayuda, que ante una situación límite que se viva como irreversible, explicar que siempre hay una posible salida. Debemos educar y educarnos en el pedir ayuda, en aprender a que la solución a veces no se nos ocurre o no está en nuestras manos, pero eso no significa que no exista.

Creo que algunos pueden no estar en el sentido específico con algunas de mis aseveraciones, pero si en que es necesario poder tener este tema en tabla cuando hablamos de la vida de nuestros hijos, adolescentes, jóvenes y adultos autistas.

Leonardo Farfán
@LeoCaracol

Publicado el 01/01/2014 en Poemas de un Caracol. Añade a favoritos el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Leonardo, muchas gracias por tus palabras no te imaginas cuan importantes son para padres y madres como yo de niños con tgd en el espectro autista. Tus textos son de mucha ayuda….. mil gracias !

  2. Gracias Leonardo, excelente para reflexionarlo en familia.

  3. Hola, mi hijo ayer al no encontrar algo dijo que se queria lanzar por la ventana, el tiene 11 años y verdaderamente estoy muy preocupada. Su psiquiatra nos recomendó un Psicólogo conductual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: