Contradicciones Educativas versus la Educación Inclusiva (una cuestión de amor)

Vengo llegando de compartir con amigos de Perú, conociendo de su realidad en torno a la Diversidad en el Espectro Autista (DEA) y a la Diversidad Funcional en general, veo que aunque existen “leyes especiales”, estas no pasan de ser un simple saludo de intenciones que no han tenido un efecto real ni concreto en la vida de las personas diversas, una triste realidad que se repite en todos los países que he podido conocer directa o indirectamente respecto a lo inútil que se han vuelto las leyes y convenciones firmadas por los estados que “protegen los derechos de las personas discapacitadas” pues sólo quedan en la firma, en la fotografía y después viene un gran silencio, sin presupuesto, sin orgánica y sin preparación para que la sociedad este educada en estos derechos. Día a día voy descubriendo que los grandes avances que se han logrado han sido lejos de estos marcos legales y estatales, más bien han sido producto de personas, de seres humanos que han aprendido, valorado y creído en la inclusión de las personas en diversidad funcional, lamentablemente estos casos son los menores y siempre han dependido de una palabra y una actitud esencial “la voluntad”.

¿La Educación un elemento para incluir o para excluir?

Pensando en este análisis de “la voluntad”, es que llegué a imaginar una educación con voluntad de incluir y comencé a imaginar esa idea, pero de pronto me encontré con una realidad que es inherente a la misma idea de educar o enseñar bajo la realidad que vivimos. En los siglos de la historia humana se ha demostrado que siempre han existido grupos que se han adueñado del conocimiento, ya sea del conocimiento de las materias de la ciencia y la lengua como así mismo de las religiosas, está claro que en tiempos pretéritos y no muy lejanos tampoco, el acceso a aprender a leer y escribir no era para todos, la historia cuenta como la ignorancia fue un aliado de muchos que ostentaron poder material o espiritual sobre personas que no tenían herramientas para emitir un juicio adecuado por su limitado acceso a las cosas escritas. En ese entonces la educación no era un derecho sino que un privilegio y un privilegio de pocos.

Actualmente vivimos en una sociedad de derechos, en que la educación después del esfuerzo y trabajo de muchas personas que creían en lo importante del proceso educativo para cada ser humano se convirtió en un derecho innegable. Las sociedades en el lado occidental del hemisferio principalmente han desarrollado programas de educación para todos (algunos más avanzados que otros), pero lamentablemente se han ido creando brechas educativas ya que se ha dado espacios a que la educación, aunque accesible para todos, no sea la misma de acuerdo al matiz bajo el cual se levanta y aunque algunos piensen que estoy haciendo una referencia con un interés político, es claro que existen tipos y tipos de educación, los estados han abierto la puerta a proyectos educativos levantados por particulares (iglesias, corporaciones, fundaciones y hasta personas naturales en algunos países) que en algunos casos han colaborado en cobertura para algunas partes de la población, pero en otros casos han visto la forma en que la educación se transforma en un elemento diferenciador, al que algunos tendrán acceso de acuerdo a sus posibles potenciales intelectuales y/o económicos.

????????????????????????????????

El derecho a la educación se ha vuelto un valor que no se cuestiona, nadie podría negar la educación a un niño o niña, pero como todo sistema va creando sus propios vicios, siempre existe la naturaleza humana de poder imprimir una diferencia, algo más, algo que me sirva como un diferencial ante los demás y así día a día van naciendo diferentes programas educativos que intentan invitar a los padres a creer que bajo este proceso se lograrán mejores y mayores resultados académicos, pues el objetivo final de la educación sin notarlo lo hemos convertido en tener al mejor estudiante, al mejor egresado que tenga éxito en el mundo “profesional-laboral”, es decir se han ido creando tipos de educación que en la medida que tienes la capacidad de acceder a ellas tendrás mayores y mejores posibilidades de “éxito”,  es cuando entonces empiezas a darte cuenta de que si bien hay educación para todos, no es la misma educación, pues los matices vienen dados por tu capacidad de poder pagarla o ser un potencial alumno exitoso, que a la larga será un beneficio para la institución que te educa. Entonces la mirada de la educación actual es en esencia un elemento de diferenciación, una forma de prepararte mejor que otros, una forma de volverte “exclusivo”. Los grandes movimientos sociales en torno a la educación ya no buscan prácticamente el acceso a la educación sino que más bien buscan que la educación sea de la misma calidad para todos y que no sea un tema de élites sociales las que puedan tener mejor educación, pues nos mantendríamos en el mismo mundo antiguo de los que saben leer y los analfabetos. Así sin darnos cuenta caemos en el juego de ver los procesos educativos como una carrera, una lucha, una competencia basada en resultados académicos y así la educación se vuelve un elemento más y más excluyente.

Los que siguen sin derecho a educarse

He hecho esta introducción de los sistemas de educación excluyentes afirmando que “el derecho a la educación se ha vuelto un valor que no se cuestiona”, pero fue una mentira intencional y voluntaria, pues así puedo hacer más visible el hecho de que aún existen personas que no tienen ese derecho, que aunque las luchas en el plano educativo han derivado a una cuestión de igualdad y calidad, en nuestros países existen niños, niñas, jóvenes y adultos que no tienen acceso a un aula, a profesores, a recreos ni a una escuela. Ante tu posible asombro te puedo informar que los niños que denominan injustamente con “NEE” viven a diario la vulneración de su derecho a educarse, pues esta educación excluyente y exclusiva no los ve como materia prima aceptable para el tipo de “egresado” que se desea, ya que las posibilidades de éxito son bajas en su sesgado juicio y es así que tenemos a niños que se vuelven la escoria del sistema escolar, que en muchos casos “mendigan” un cupo en una escuela o la misma escuela les hace sentir a los padres que se les hace un “favor” al recibir e invertir tiempo en educar a su hijo o hija. La educación que actualmente generamos los ha dejado fuera y es entonces cuando debo hacer la pregunta que muchos ya antes se han hecho ¿porqué educamos? Sin lugar a dudas existirá más de una respuesta a esta pregunta, con matices académicos y éticos diferentes, pero bajo mi punto de vista creo que las respuestas acertadas siempre serán aquellas en que el elemento afectivo cumpla y cubra gran parte de nuestra definición del porqué educamos.
exclusion

Educar un acto de amor, incluir una consecuencia de amar

Cuando conversamos de procesos educativos integrales, por lo general hablamos de estrategias educativas, materiales didácticos, currículos especiales, planificaciones y de una serie de elementos estructurales de estos, pero tarde o temprano nos vamos dando cuenta que los resultados están íntimamente relacionados con el matiz emotivo bajo el cual se ordenan y entregan estos elementos a los alumnos, cuando se entiende la educación como un acto de amor es que vemos que la estrategia educativa, que el currículo y los otros elementos empiezan a tener sentido y un resultado, pues observamos bajo el compromiso emocional con lo que enseñamos y con quienes educamos, visualizando personas que requieren de sus maestros no sólo conocimientos sino que también afecto. Hay algunos que usan el juego de palabras de que la Educación EFECTIVA es la Educación AFECTIVA o que la la Educación AFECTIVA es la Educación EFECTIVA para poder desarrollar los conceptos ligados a la Educación Afectiva. A modo personal es extraño tener que hablar de esto, pues en esencia educar bajo mi perspectiva debe tener como base el amor, es como tener que enseñarle a una madre que ame a su hijo, eso en la gran mayoría de los casos es algo inherente, así de ligados la educación y el amor deben forjar proyectos educativos, pues si existiese real conciencia de este tipo de educación la inclusión de todos los niños sería un tema irrelevante, pues la visión de personas antes que la de “ranking de estudiantes” daría por sentado el acceso de cualquier niño o niña más allá de su condición. Bajo este análisis es que claramente estamos ante sistemas educativos huecos, sin alma y sin corazón, que no aman educar sino que han caído en los egos de ser los mejores colegios, dar la mejor educación o directamente en enriquecerse a costa de vender la ilusión del futuro de un hijo o hija a sus padres.

Cuando un colegio tiene “voluntad” logra éxito en procesos de inclusión, esta afirmación es la que muchos hemos repetido por mucho tiempo cuando vemos procesos de inclusión con buenos resultados para personas en el Espectro Autista, pero tal vez la afirmación correcta es que cuando un colegio logra entender el valor de amar y educar cualquier proyecto educativo inclusivo que implemente seguramente tendrá el éxito buscado (sean estos de carácter cognitivo o de formación personal), es decir que la “voluntad” es sólo una forma de darse cuenta cuando un colegio ama a cada niño que cruza el dintel de sus puertas, entendiendo y aceptando el desafío que cada persona implica, pues todos somos diferentes, todos tenemos necesidades educativas diversas, pero el ver a la persona, su individualidad, su singularidad nos dará pautas para elegir las estrategias educativas necesarias para lograr los objetivos planteados.

EDUSEX

No existen estadísticas para referirnos al efecto del amor en la educación, no hay estudios que puedan medir el amor de una escuela versus el resultado en el tiempo de sus alumnos, pero existen muchas vivencias, realidades, historias que son testigos y documentos vivientes del “efecto del afecto” en la educación de un niño o niña, sea cual sea su condición.

La base de la Educación Inclusiva es re-entrenar el proceso de amor al interior del proceso educativo, pues bajo esta perspectiva el negar el derecho a educarse a una niña o a un niño por tener Autismo deja en evidencia un acto de injusticia, de exclusión, pero en esencia de desamor por el otro.

La educación debe estar basada en el amor, pues cualquier otro elemento de base no puede ser llamada educación, puede llamarse entrenamiento, preparación para la vida adulta, condicionamiento, etc., pero bajo ninguna perspectiva puede llamarse educación.

La educación en esencia es inclusiva, la educación en esencia nace del afecto, de entregar al otro para prepararle para enfrentar la vida con conocimientos y valores, pero con la sustancia del porqué educamos…por amor.

Leonardo Farfán

1222752887R9k6H9

Anuncios

El sonido de la hierba al crecer, un regalo para el Espectro Autista

Hace días quería escribir un post de este blog, después vi a una amiga de Colombia que me ganó la idea, pero creo que las últimas circunstancias han provocado que escriba estas palabras.

Sin lugar a dudas el blog “EL SONIDO DE LA HIERBA AL CRECER” es uno de los blogs que ofrece una gran cantidad de material para trabajar diferentes áreas de importancia con personas del Espectro Autista, lo que lo hace aún mas relevante es que este material se ha dispuesto de manera GRATUITA para quien lo necesite, sean padres, madres, psicólogos, terapeutas, profesionales en general que buscan herramientas para trabajar.

La creadora de este blog es Anabel Cornago, española, madre de Erik dentro del Espectro Autista, que ha formado un gran equipo de madres y profesionales colaboradoras y en conjunto han ido aportando al mismo blog con el fin de que todos tengan acceso a esta información.

blog anabel

TODO EL MATERIAL POSTEADO AQUÌ PERTENECE A SUS AUTORAS Y ES DE LIBRE DISPOSICIÓN, NO ACEPTE LE VENDAN IDEAS DE ESTE MATERIAL, REVISE Y HÁGALO USTED,  este punto es clave para permitir que siempre exista la confianza de que nadie vea este material como una fuente de negocio.

En lo personal y gracias a la amistad que tengo con Anabel y la editora Gabriela Ichazo he podido ayudar a distribuir los libros que ha desarrollado la misma Anabel, estos son: MANUAL DE TEORIA DE LA MENTE PARA NIÑOS CON AUTISMO y MANUAL DE JUEGO PARA NIÑOS CON AUTISMO, estos libros también buscan entregar mas detalles y son complemento de este mismo blog, quienes lo deseen pueden escribir a leocaracol2012@gmail.com para detalles de valores y despacho.

18909_10153348087147560_4542754745350076500_n

Se debe tener claro que el mal uso de materiales de disposición gratuita o de estos con propiedad intelectual registrada perjudica enormemente que sigan existiendo personas generosas y desinteresadas que dia a día comparten sus creaciones con las que sacan adelante a sus hijos o estudiantes.

Este blog es un regalo para todos y lo mínimo es agradecer a Anabel y a su equipo de “cabritas hierberas” que han creado y dan mantenimiento a este espacio, así mismo si a usted le sirve en la misma página existe un medio para donar a esta linda labor.

Leonardo Farfán
Director AMAsperger

Cuando usted agrede a un discapacitado

                Hoy en Chile se ve en televisión una noticia “terrible”, una persona en el tren subterráneo al sentirse ofendido por una persona ciega lo agrede con consecuencias de pérdida de conocimiento a causa de la caída que le provocó el empujón que este ciudadano le dio. Es realmente algo inaceptable, como todo tipo de agresión, como todo tipo de acción violenta contra otra persona, muchos añaden gravedad a la condición de discapacidad del afectado, que sin lugar a dudas no le permitió defenderse de tal agresión, mi primera reflexión al ver esto apuntaba al tipo de sociedad que estamos construyendo, cada día más violenta y agresiva, pero veo que algunos comentan y hasta rasgan vestiduras en decir “que inconsciente” “pobre ciego”, “deberían meterlo preso”, ”que terrible a lo que hemos llegado”, si usted tiene la mentalidad del “probrecito” en realidad no entiende mucho de lo que pasa y se suma a una realidad que a diario empuja y golpea a las personas en condición de discapacidad.

¿Cómo es eso? se preguntará, pensará “este tipo me acusa de ser como ese personaje en el metro, yo nunca caería en agresión de un “minusválido” o “discapacitado” o “como se llame”.

Le quiero decir que las personas en condición de discapacidad o en diversidad funcional, como me gusta llamarnos, día a día somos agredidos por una sociedad hostil, que en forma constante y sistemática va generando ambientes y condiciones de vida complejas y difíciles de sobrellevar para nosotros.

Si se pregunta cómo, le voy a citar varios ejemplos en que usted agrede y si no se encuentra en ninguno, entonces no significa no lo haga, solo que el alcance de este texto no llego a su realidad:

  • Cuando estaciona su automóvil en la acera, las personas ciegas no tienen por qué suponer que usted no sabe que los vehículos no deben estar ahí.
  • Cuando no corta las ramas de los árboles, plantas, enredaderas que sobresalen desde su jardín a la acera, una persona ciega no debe suponer que debe agacharse para evitar dañarse por una planta que según usted se “ve” bien.
  • Cuando reclama que el bus se demora porque se está subiendo una persona con silla de ruedas y silba y mira de manera desagradable a la persona en silla de ruedas.
  • Cuando al ver subir a una persona con bastón o algún elemento de apoyo al bus o tren subterráneo usted mira para otro lado, se hace el dormido o mira fijamente su celular esperando que otro le pueda ayudar o cederle el asiento.
  • Cuando se asusta porque en su colegio entran “niñitos enfermos o diferentes” porque dicen que son agresivos o hipersexuados o cualquier otro mito que usted “ha escuchado” (escuchar no es lo mismo que saber).
  • Cuando cree que por dar dinero una vez al año hace mucho por la inclusión de las personas discapacitadas.
  • Cuando infantiliza a las personas con una condición y no les trata como personas sino que como niños, ¿entendió?
  • Cuando grita o sube la voz al hablar con una persona que tiene discapacidad, si es sordo no le escucha, si es ciego o usa silla de ruedas le aseguro que le escucha. NO LO OLVIDE!!
  • Cuando le habla a la persona que acompaña a una persona discapacitada pensando que esta persona entenderá más que la que es discapacitada.
  • Cuando cree que la forma de referirse a una persona es “cieguito”, “tontito”, “mongólico”, “invidente”, “enfermo mental”, “inválido”, “,minusválido”, etc.
  • Cuando prejuzga que una persona con “discapacidad” no podrá, no entenderá o que simplemente no será capaz.

Creo que muchas personas relacionadas al mundo de la discapacidad podrían agregar otras ono estar de acuerdo con algunas, pero en esencia el sentido de esto es que usted se dé cuenta de que muchas veces su actitud, su forma de referirse a la persona en condición de discapacidad puede ser desde ya una agresión y una actitud hostil.

        Cuando usted desvía la mirada al ver a una persona en un ambiente que le discapacita está agrediendo por omisión, pues se suma a un ambiente que no establece condiciones justas para todas las personas, hoy si bien existen barreras arquitectónicas las principales barreras son las actitudinales que son las que generan acciones y actitudes excluyentes y discriminadoras.

        Hoy la historia de Don Manuel estará en todos los canales de TV y radios, mañana ya será historia, muchos querrán aparecer con él, sacarse la foto incluso tal vez, pero sólo será por el día. Me pregunto qué hubiera pasado si Don Manuel se hubiera podido defender del empujón, la noticia sería “ciego se trenza a golpes en el tren subterráneo”, porque si usted no sabe también podemos defendernos, enojarnos, tener un mal día y mal humor. El tema de fondo aquí en definitiva es nuestra actitud ante el otro, la discapacidad si quieres verla, entonces vela, pero vela siempre donde vayas y no sigas agrediendo al que es diferente, tu actitud puede hacer la diferencia para construir una sociedad inclusiva.

discapacitados1

Leonardo Farfán

Políticas Públicas Integrales, adecuaciones legales o Ley de Autismo?

He escrito este texto, pues hay un grado de confusión y evidente mala intención cuando se intenta decir que una persona que no apoya una ley de autismo llama discriminadores a padres que si la ven como opción, aunque extrañamente para afuera actualmente ya no se habla de Ley de Autismo, sino que de Políticas Públicas Integrales para las personas en el Espectro Autista (es mas largo, pero resumí) buscando disfrazar y ocultar la frase LEY DE AUTISMO que siguen sosteniendo por debajo, pero la verdad es que muchos ya están y estamos trabajando por una política pública Integral en torno al Autismo creando y conformando alianzas de trabajo en pos de mejoras en la calidad de vida de las personas en el Espectro Autista y sus familias.

Creo que acá hay un tema que se ha trabajado a nivel de bandos, he visto en forma sistemática como se ofende y ataca a personas que difieren de la idea una ley de autismo en Chile. “pelmazos” es la palabra más suave que se ha usado para tratar a quienes diferimos y aunque creo somos mas de 15 personas, no es de mi interés caer en iguales ataques y ofensas, creo en el derecho a disentir y disentir con sentido, es decir construyendo una solución en torno a debate de ideas, pero lamentablemente cuando una persona o grupo de personas se cree poseedor de la razón y desea imponerla a otros y los que no están de acuerdo somos catalogados de traidores y contrarios a la gran causa del autismo.

Respecto a una ley específica de autismo, creemos que es un error en la forma de enfrentar la situación de necesidades en el Espectro Autista, que se basa en el desconocimiento, hay ley de discapacidad vigente en Chile y que debe lucharse por obtener reglamentos que la hagan aplicable y no solo letra escrita, esta ley vela por derechos de educación salud, vivienda y otras situaciones de la vida para todas las personas con discapacidad, es decir existe un marco legal por el cual deberíamos, organizados exigir derechos, comprendiendo que Chile ha firmado la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad (que es la que recoge la ley de discapacidad) que crea una obligación para el Estado de Chile a cumplir.

En lo que respecta a Educación por ejemplo, dentro del marco de la Reforma Educacional se está trabajando en pos de conseguir una mejora en que las personas con discapacidad (incluidas Autismo) puedan tener mayor y mejor accesos a educación, desde la educación inicial hasta la educación superior, hay gente que trabaja sin ponerle “apellido” a la condición de discapacidad, hoy hay un informe que entregó la mesa técnica de educación especial, apuntando a una Educación Inclusiva, pidiendo cambios de fondo al sistema, esto implica a varias instituciones y personas que trabajan en este sentido.

Hoy hay gente observando e intentando crear propuestas en torno a Trabajo (reforma laboral), Salud, Ocio, etc., es necesario comprender que nuestra visión no considera el desgaste en una discusión de años tras una ley de autismo que sólo recogerá temas de leyes que ya existen y reunirá bajo el nombre de Ley de Autismo (parafraseo a Daniel Comin de Autismo diario).

Entonces qué se hace; seguir trabajando con quienes quieren trabajar, respecto a Autismo se debe mejorar en varias políticas públicas y hay varias organizaciones legalmente conformadas que trabajamos en esos temas, porque esa demonización de que todas las organizaciones legalmente conformadas buscan enriquecerse y el lucro…etc, creo no es real, hay organizaciones de prestigio y de mucho trabajo como ASPAUT, PANAUT, San Nectario por ejemplo, es cierto existen algunas que sí lo hacen, algunas cobran sumas excesivas por  apoyos y creo que la gran mayoría de las personas las conoce, pero eso no hace que todas sean así. Volviendo al tema de las organizaciones, es importante comprender que el trabajo se hace construyendo realidades, asumiendo que nadie tiene toda la verdad ni toda la representatividad, y si así alguien o alguna lo piensa, bueno cae en la mentira, en la arrogancia, en la intransigencia, en el absoluto y entonces su única postura sería que nos sometiéramos a su iluminación casi “divina” de perfección, en esto se debe asumir que todos tenemos una voz que decir y aunque algunos la usen para gritar no implica que tengan la razón.

Es interesante el cambio que se realizó por quienes lideran el movimiento de “Ley de Autismo” a “Politicas Públicas …..Autismo”, en parte creo que es lo que hemos dicho por bastante tiempo, que las políticas públicas se construyen trabajando con los diferentes estamentos del estado, como ejemplo les cuento que la Terapia Ocupacional es tema hace tiempo entre las organizaciones y el Estado y es probable que para el próximo año ya sea posible esté integrada al sistema de salud, esto es una política pública que cambiará por trabajo (dentro del marco legal que existe).

Ahora respecto a que me dijeron que yo he llamado discriminadores a los padres que quieren una ley de autismo, creo que esa es la forma en que le conviene expresarlo a personas malintencionadas para indisponerme ante los padres, yo he sido claro en decir que creo que una solución para un tipo de condición es excluyente, creo que una solución mas global, que se trabaje no en levantar “OTRO” marco legal si ya existen leyes específicas disponibles (ley de discapacidad, ley antidiscriminación), pero el tema trasciende leyes específicas, acá hay una discusión de fondo, en que bajo mi visión el Estado debe garantizar los derechos de las personas mas allá de su condición, es poco razonable pensar que una persona al tener un diagnóstico de autismo cae en un marco legal diferente, lo que hay que  generar es que las leyes se apliquen a todos y para los que tienen otras condiciones se considere que los apoyos fluyan de manera natural, obvia y eficiente, diseño universal en el marco legal.

Hay muchas cosas en que se debe trabajar y me consta ya hay gente trabajando, Detección Temprana, Inclusión Educativa, Educación Superior, Trabajo, Ocio, Calidad de Vida, y creo que se debe apoyar estas instancias y a quienes lo realizan, tratando que el Estado genere las adecuaciones en torno al autismo y en torno a la diversidad funcional en general.

Yo no llamo discriminadores a los padres, los llamo a abrir su mirada, a ver más allá de su realidad y de su dolor, que comprendan que una ley que beneficie a un tipo de condición deja a otros fuera, a otros que sufren lo mismo que usted, que pasan la misma exclusión que ha pasado usted, por años hemos vivido la discapacidad desde el punto de vista de la atomización y división, acá los de Sindrome de Down, acá los con parálisis cerebral, por allá los del Espectro Autista, si usted tiene esa lógica bueno la idea de una ley exclusiva no suena tan mal, pero nuestro trabajo no está bajo esa lógica, está bajo la concepción de pensar en mas allá de mi metro cuadrado y aunar criterios por la mayoría de todos, no decimos que esos derechos no deben ser conseguidos, decimos que esos derechos pueden ahora bajo la legislación vigente ser exigidos, que es un error buscar un marco legal exclusivo, en conversaciones con personas que trabajan en torno al Espectro Autista fuera de Chile está claro que ellos creen en que se debe ver mas allá de sólo una condición y las leyes de derechos de las personas discapacitadas o en situación de discapacidad son los marcos legales adecuados, yo en lo personal insisto en que ya el ser ciudadano me garantiza derechos mas allá de una condición.

Yo acá no hablo abrogándome la representación de padres, hablo dando una posición diferente y donde vaya diré y hablaré de marcos legales inclusivos, porque bajo una visión de derechos esto se sustenta en lo más básico como los son los DDHH, Comprendo el dolor, la angustia, la rabia incluso que han tenido que soportar muchos padres, pero también veo la pena y la angustia de sus hijos e hijas, y creo que el cambio principalmente pasa por la educación, por la transmisión de un mensaje de aceptación de la diversidad, un trabajo que apunte a la inclusión, que puede ser una utopía, pero que muchos han decidido tomar como senda por la cual avanzar.

Si usted me ataca, denosta por pensar distinto, bueno usted hace lo que le hacen a los hijos e hijas de muchos en sus colegios, universidades y trabajos, yo creo que es tiempo de empezar a tener visiones generales, globales en torno a la diversidad funcional, trabajar dentro del marco legal y la estructuras del Estado lograr los cambios orientados al Espectro Autista y las otras condiciones, porque comprendiendo la necesidad es que debemos ver esto como una oportunidad de abrir puertas a todos, pues no vivimos aislados en este mundo, lo vemos cuando vamos a las consultas médicas, a los centros terapéuticos, se que hay slogans que suenan bien, pero siempre hay que analizar y pensar en que es lo que realmente se está pidiendo y quien gana en estos marcos legales que se crean (y cuando hablo de ganar no me refiero a beneficios sino que a dinero), pues hay muchos mas que se sienten solos, se que a veces hay instituciones u organizaciones que intentan buscar posicionamiento, legitimidad o bien deslegitimar a otras que trabajan en áreas comunes, creo que caer en esa dinámica de ver quién es “la institución” sólo perjudica a las personas que deberían ser beneficiarias del trabajo de tales instituciones, desgastarse en este tipo de respuestas es también una pérdida de tiempo.

Estamos en tiempos de cambio, es tiempo de sumarnos a los cambios y esa es la invitación, las leyes exclusivas aunque tengan una visión en torno a  una condición de discapacidad es a la larga discriminadora, qué diría usted si mañana la presidenta de Chile promulga una ley de Síndrome de Down, garantizando una serie de derechos, usted diría porqué nos discriminan, porque ellos por que nosotros con Autismo no, cierto?, bueno esa es la lógica, ahora bien si su respuesta es que a usted no le importan los demás, bueno bajo esa argumentación hemos construido esta sociedad excluyente y discriminadora, los estados deben garantizar derechos globales, ahora si habla de políticas públicas o adecuaciones legales, es diferente y bueno en eso ya hay trabajo hecho y avanzado y se está haciendo en beneficio de las personas del Espectro Autista y muchas veces mas allá de él y este trabajo es realizado no por personas ignorantes de la condición del espectro autista o de la realidad de las familias, al contrario también muchos son padres como usted o como yo.

La inclusión es un fin, pero también un camino y una forma de actuar, no se puede hacer lo que sea por incluir, porque a veces podríamos vulnerar los derechos de otros, incluir no es patrimonio de una condición ni de un tipo de personas, es patrimonio de todos y se pavimenta en respeto y en diálogo.

Sé que este texto puede provocar reacciones, declaraciones y cosas que he leído cuando estas personas sienten se les ataca, pero hoy este texto no es para polemizar, busca dar a entender porque nuestra posición y forma de hacer las cosas es diferente pueda ser expresada en respeto y con altura de miras como debe hacerse en una sociedad civil democrática.

Este texto busca dar respuesta a una aseveración basada en una visión sesgada de lo que he compartido antes, no busca atacar ni dañar la honra de otras personas.

Leonardo Farfán

ESPECTRO AUTISTA, diagnósticos, sobre-diagnósticos y autodiagnósticos

Trastornos de Espectro Autista

Hace pocos años el principal referente de diagnósticos psiquiátricos a nivel mundial, el DSM (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders)elaborado por la Asociación Norteamericana de Psiquiatría sacó su nueva versión,  el DSM V, el cual trajo un cambio al enfoque diagnóstico respecto al Autismo, en que se eliminaron etiquetas diagnósticas específicas y se reunió todo bajo un solo concepto “Trastorno del Espectro Autista”, observando esta condición como un continuo mas que como zonas delimitadas, pues muchas veces ante la dificultad de definir un diagnóstico es que el TGD no especificado se convirtió en el diagnóstico masivo, algo poco claro para padres  pues muchas veces decían “mi hijo no es asperger o no es autista, es un tgd no especificado”. Este continuo que nos presenta la figura de los TEA aúna las características de comunicación y e interacción social en “Comunicación Social” y mantiene el parámetro “Conducta e intereses restringidos”, definiendo la intensidad del Espectro Autista en base a los apoyos que se requieren en estas dos áreas para las personas, que van desde necesitar apoyo a necesitar mucho apoyo, así hay un Espectro Autista en el cuál la persona puede moverse en el transcurso de su vida de acuerdo a la presencia o ausencia de apoyos.

DSM

Diagnósticos Estáticos o Dinámicos

Una de las cosas que es difícil de comprender es la última frase del párrafo anterior, que muchas veces lleva a la confusión de ver el Espectro Autista como una enfermedad, creyendo que se cura al ver los avances, aseveraciones como “mi hijo antes tenía diagnóstico de autismo y ahora es Asperger”, no dicen relación con un proceso de mejora a nivel morfológico del cerebro sino que mas bien hablan de un proceso aprendido de reacondicionamiento a patrones de funcionalidad que pueden brindar los apoyos terapéuticos a las personas en el Espectro Autista. Es difícil pensar que una condición que no se cura pueda poseer un diagnóstico dinámico, pero así es, esto significa que una persona diagnosticada dentro del Espectro Autista, ya sea por un auto acondicionamiento o por apoyo terapéutico pueda en muchos casos pareciera haber bajado en severidad o hasta no aparentar tenerlo ante una posible re-evaluación. La dificultad de este diagnóstico como la gran mayoría lo sabe, es que se basa en  la capacidad y experiencia de observación del que diagnostica, por esto siempre se aconsejan diagnósticos multidisciplinarios, mas que sólo el ojo de una persona (así se complementan visiones del mismo sujeto evaluado).
Bajo esta perspectiva ya se comprende una situación que tenemos en la realidad: personas  mal diagnosticadas, es decir;

– Personas que tiene la condición y está recibiendo apoyos y tratamientos por otra condición,
– Personas que tienen el diagnóstico de TEA y tienen otra condición o trastorno y
– Personas que tienen diagnóstico de TEA, pero no tienen TEA,

Además a este grupo debemos sumar las personas que se autodiagnostican por leer características y realizar test disponibles sin análisis profesional o bien porque a través de sus hijos llegan a entenderse ellos mismos como una persona dentro del Espectro Autista.

La Etiqueta, ¿quién la da, quién la quita?

El tiempo ha ido demostrando que acciones arrogantes que apuntan a decir que una persona es o no es solo por verla una vez o porque hace algo que un “autista” o un “asperger” no haría son argumentos brutalmente errados, el que existan características comunes no implica sean exactas y perfectamente repetibles en los demás, si no estaríamos frente a robots, se debe comprender que estamos frente a personas con diferentes grados de educación, de culturas diferentes, de trasfondos emocionales y familiares diferentes, prejuzgar autismo o ausencia de éste sólo por una primera impresión o por una abstracción de acciones o por lo que infiero de sus palabras sería caer en el juego de creer saberlo todo sobre autismo.
Por lo general las personas en torno al Síndrome de Asperger vivimos cuestionadas por nuestro actuar, pues si sonríes, si juegas fútbol, si participas en una actividad social, si te ves en una foto con amigos, si eres verbalmente adecuado, si eres malo para las matemáticas, si no tienes una obsesión, si tienes pareja, si te gustan los abrazos, si tienes mucha o poca líbido o si hasta puedes elaborar ironías o sarcasmos, todas estos juicios livianos sólo demuestran que simplemente no se entiende lo que es un Espectro y no se comprende las capacidades de adaptación que pueden desarrollar las personas en el Espectro Autista.

Anabel Cornago siempre dice “yo soy experta en el Autismo de Erik, mi hijo”, yo también creo en la multiforme expresión del espectro autista en las personas, pues todos somos diferentes, he podido conocer excelentes asperger deportistas, poetas, personas sociales, músicos, cristianos, ateos, activistas, matemáticos, abogados, excéntricos y muy formales, arrogantes y humildes, sencillos y complejos, etc. Acá no se debe perder la perspectiva cuando vemos por ejemplo a un adulto en el Espectro Autista lo importante que es su historia pasada, el relato de su historia, de las razones del porqué es como es hoy, tal vez no tan Asperger o Autista como lo imaginamos por un sinnúmero de acontecimientos personales, pero que internamente lo sigue siendo.

Usted no caiga en el error de creer que el Autismo es solo de una forma y debe seguirse bajo esa estructura, pues los hechos han demostrado que el Autismo nos sorprende día a día, entregándonos a personas especiales, con virtudes y defectos, usted no juegue el juego de diagnosticar o quitar diagnósticos, usted aconseje, visualice, no juzgue por lo que dicen, escuche la historia, no piense que son solo malcriados, entienda el fondo de esa persona, sino sería imposible que existiéramos personas en el Espectro Autista intentando mostrar en primera persona lo que es vivir en esta condición, yo no podría dar una charla o una exposición, pero si puedo, sólo que usted no sabe el costo emocional, físico y mental que trae esa acción en mi, usted no lo ve (pero yo lo siento), así mismo usted no juzgue prematuramente a los hijos o hijas de otras personas, he intentado demostrarle lo difícil que es diagnosticar y que en ese proceso dinámico siempre hay elementos que las pruebas, test y observaciones pueden notar, que ni usted ni yo notaríamos a simple vista.
Día a día se trabaja en el desarrollo de mejores herramientas de Screening (tamizado) para llegar a mejores y asertivos diagnósticos en Espectro Autista, esta tarea implica una serie de aptitudes que deben desarrollar quienes realizan este proceso, por eso la necesidad de capacitación y experiencia por parte de estos es urgente, no basta con ser un profesional, se requiere ser un profesional con experiencia y con aptitudes para tal efecto.

¿Y de que sirve el diagnóstico?

Creo que este es el tema principal y sobre el cual debemos enfocarnos, los adultos que a veces tienen sospechas de estar en el Espectro Autista me preguntan ¿qué hacer?, yo les digo que revisen en qué medida encontrar un diagnóstico les ayuda o si ya lo que saben (fortalezas, debilidades) les permitirá llegar a desarrollarse desde ahora de mejor manera, así mismo los padres que a veces deambulan de diagnóstico en diagnóstico buscando saber “qué tiene el niño o niña”, usted conoce a su hijo, no se quede con el diagnostico que mas le guste, quédese con el diagnóstico que desde su propio conocimiento como padre o madre de su hija o hijo le permitirá tener las herramientas necesarias para su desarrollo como persona.
El diagnóstico no es una etiqueta que condene, es una señalética  a la orilla del camino que nos dice en que dirección comenzar a caminar, hacia dónde dirigir nuestros pasos y así poder avanzar hacia un desarrollo pleno de habilidades y talentos y apoyos en las áreas que demuestran mayores falencias y necesidades. El diagnóstico toma sentido por la decisión que tomamos, si nos lamentamos y caemos en desesperación lo vemos como una condena o si lo tomamos como una orientación del plan de vuelo que debemos tomar y comenzar a tomar decisiones respecto al siguiente paso.

camino diagnostico

Es muy importante comprender la dificultad del diagnóstico, uno por lo general con la experiencia puede tener un indicio, una idea, en decirle al padre o madre por ahí puede ir la cosa, pero no se puede andar por el mundo diciendo que este es o no es, es una habilidad que ya se la quisiera cualquier profesional, acá para diagnosticar hay un trabajo que implica mucha observación y muchas pruebas que irán mostrando si la persona está o no está en el Espectro Autista. NO CAIGA EN JUICIOS LIVIANOS DE LA CONDICIÓN DEL OTRO, NO HAY UNA PERSONA AUTISTA IGUAL A OTRA, TODOS SON DIFERENTES. Un profesional serio siempre le dirá que debe observar, que debe evaluar, que puede requerirse de otras opiniones en otras áreas del conocimiento, por el momento será así mientras no contemos con una prueba biológica de laboratorio que así nos lo diga.

Con este texto no he querido sembrar la duda ante el diagnóstico, deseo usted entienda como debe ser un diagnóstico acertado, como debe dudar de aquellos que desde lejos o por apariencias juzgan los diagnósticos de otros,siempre existe la posibilidad de equivocarse, usted céntrese en las terapias, revise los avances, mire como su hijo o hija responde a los apoyos (esto tiene tiempo, no es de un día para otro), trabaje en virtud de apoyar las falencias y desarrollar sus habilidades más que en saber cómo se llama lo que tiene, es importante que una vez detectada una necesidad se trabaje en torno a ella porque mientras mas pronta sea la intervención mas pronto se podrá ir mejorando la calidad de vida de esta persona.

Yo vivo a diario al dar una charla que de los 100 asistentes al menos 99 comienzan a ver sus checklist para evaluar si seré o no seré un Asperger o Autista de alto funcionamiento, le aseguro que a esta altura de mi vida poco me interesa que me digan lo que soy, tengo la edad suficiente para conocer mi vida, mi trasfondo emocional, las muchas cosas que potenciaron mi ser para ser funcional, nadie piensa y siente lo que siento yo a diario, nadie entiende los costos que implica estar en un lugar con personas, que la gente se te acerque, que la gente se quiera incluso hasta fotografiar contigo, pero tengo una obsesión que es más fuerte que mis temores ansiedades y miedos, que es poder entregar una visión que aporta, porque tengo la certeza absoluta que una persona en el Espectro Autista puede hacer muchas cosas, incluso las que algunos dicen las personas con Autismo no hacen, porque eso les demuestra que día a día vamos todos aprendiendo día a día lo que es el Autismo. Yo soy un convencido que se puede, con las herramientas y apoyos adecuados se puede, aunque los libros y los “expertos” y los “pseudoexpertos” digan lo contrario.

Leonardo Farfán.

Poemas de un Caracol (un Asperger entre metáforas y emociones)

Es cierto que tengo una deuda, una enorme deuda con las palabras que juegan a ser poema, a dibujarse fuera de párrafos y puntuaciones y se aleja de hojas y hojas de palabras.

Lo que me rescató del silencio, lo que sacó lo que era y de vivir en mi mundo silencioso, es y ha sido la poesía, que en mi no sólo es una expresión romántica sino que mi forma de decir las cosas que no sé cómo decir, cuando cuesta decir tengo pena, se escribe un poema de poeta triste, cuando amo se escribe un poema de poeta enamorado y así el poeta es el personaje que puede llegar a decir lo que Leonardo muchas veces calla, tal vez con el tiempo mejorando la comunicación verbal, ya no se requiere el poema, pues aprendo a decir “tengo pena” o a decir “te amo”, ahora que escribí esto viene a mi mente el concepto de un “poeta utilitario o accesorio”, que me permite llegar a comunicar cuando la voz simplemente no puede y prefiere tomar un lápiz y gritar” tipográficamente” entre teclas y espacios.

Esto comenzó en la Universidad entre los 17 años, cuando 3 compañeros escribían y compartíamos sesiones de lectura y yo los escuchaba, Claudio, Mota y Reveko…un día (7 de agosto) les mostré mi primer poema (por ahí creo que Alicia tiene guardado un resto de esos textos que ingenuamente hice un libro fotocopiado al borde de pasquín revolucionario). En ese momento descubrí un mundo de emociones, en que las palabra brotaban en segundos, en que un poema nacía con un pestañear, en que una palabra se transformaba y cambiaba el curso de mil historias y fui aprendiendo a envolver sentimientos con poemas y comencé a entender los sentimientos y lo que es mejor a expresarlos.

Hoy llego a este momento para pagar mi deuda de poesía, pues es justo y necesario decir que siempre he sido poesía a pesar de haber encontrado público entre mis párrafos de inclusión y Espectro Autista, siempre he sido poesía y en gran medida la poesía ha hecho que mi prosa sea sensible, humana y sincera.  Soy primero poesía, soy por antigüedad primero poeta y aunque no puedo negar que el Asperger llena mis palabras, también soy la respuesta a aquel que cree que en esto no hay creatividad, imaginación o metáforas, sufrí mucho para llegar a crear metáforas, para llegar a crear mundos irreales y poco tangibles, pero lo pude hacer y puedo decir que soy un poeta Asperger o un Asperger poeta, pero primero poeta.

Este libro es una prueba de cómo es mi poesía, este libro son poemas de amor, del poeta que ama, de Leonardo que ama, del Asperger que ama. Este libro es un homenaje al amor, a este amor que siento todos los días intensamente en silencio, que aunque a veces no se convierte en poesía.

Poemas de un Caracol es el nombre de este libro, espero puedan tenerlo con ustedes y entender como con simples palabras se puede decir tanto y tan profundo.

Un homenaje al poeta enamorado y a su inspiración (su amada).

portada poemas